Carta de dimisión del presidente de la ADP

Estimado/a compañero/a,

El pasado 19 de mayo de 2015 fue elegida la actual Junta Directiva de la ADP, formada por un equipo lleno de entusiasmo y energía. Han pasado casi dos años y han pasado muchas cosas.

Como presidente le he dedicado muchas horas y he trabajado mucho y muy duro para ADP. En esta carta no puedo listar todas las cosas que hemos hecho, pero quizás sí las más destacadas:

Hemos renovado la web e incorporado un espacio para cada miembro, publicamos novedades regularmente en la web y en las redes sociales. Hemos firmado acuerdos de colaboración, organizado varios eventos, jornadas, talleres, … También hemos limpiado las cuentas de la Asociación, reducido muchos gastos y alcanzado acuerdos económicos favorables para el ADP y sus miembros. Hemos asistido a infinidad de reuniones y jornadas con entidades, instituciones, administración y empresas. Virtualizamos todo lo que pudimos, desde la gestión de proyectos hasta las reuniones de Junta, pero realmente ha sido duro, porque hasta hoy no contamos con ningún tipo de apoyo, ni institucional, ni administrativo.

Como comentaba ha sido muy intenso, porque la ADP necesitaba ponerse al día, y, como sabéis, era cuestión de renovarse o morir. De hecho, por el camino, nos dejaron tres vocales de la Junta Directiva, pero conseguimos implicar dos nuevos.

En la última Asamblea General Extraordinaria, a finales del año pasado, decidimos salir del Club de Empresas del BCD y también hacer un cambio de cuotas (lo que nos permitirá cierta libertad económica que no tenemos). La primera ya es efectiva desde primeros de año y la segunda aún no se ha implementado. También se explicó la intención de incorporar una figura de gestor, que, al ser remunerada, permitirá a la Junta Directiva derivar tareas, gestiones o proyectos, y, en definitiva, ser más operativa/efectiva y de mayor valor para los miembros.
Esta persona ya está en camino, confío que pronto esté trabajando para el ADP y sus miembros.

La tarea de llevar adelante la Asociación requiere la implicación de un equipo con ganas, entusiasmo y dedicación, ya pesar de la buena predisposición de los miembros de la Junta Directiva, a menudo fallaba alguna de las tres. Así que, a pesar de intentarlo: motivando, supliendo o aplazando tareas, en la pasada reunión de Junta Directiva del día 13 de febrero de este año presenté mi dimisión como presidente de la ADP.

Pienso que ha llegado el momento de dar el relevo al próximo mandato, y casi por normativa de estatutos (Artículo 24.8: las elecciones para el equipo de gobierno se harán cada dos años, promoviendo la sustitución de la mitad de los cargos cada vez.).
Me parece que ahora la Junta lo tendrá más fácil y seguro que en esta segunda etapa podrán animar mucho más a los miembros, al colectivo y a la profesión. Sé que ya tienen nuevos planes para la ADP.

Permaneceré en la Junta Directiva durante un mes, desde el día de hoy, para trabajar y hacer el relevo de Presidencia con el mismo entusiasmo que el primer día.Gracias por vuestra confianza, quedo a vuestra disposición.

Barcelona, a 21 de febrero de 2017

El presidente de la ADP,

Abel de Benito
abeldb@abeldb.com


Descargar carta (PDF)

Comparteix-lo!  / Compártelo  
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone